24 Sep

5 consejos para lograr impactos mediáticos sin morir en el intento

El periodista que salía a la calle a buscar las noticias por desgracia es una especie en vía de
extinción. Incluso en televisión, un medio que requiere la presencia de la cámara en el lugar de
los hechos, hoy es reemplazado por los videos de diferentes ciudadanos que hoy suplen la
labor del reportero. Lo anterior, puede tomarse como una gran pérdida para el periodismo o
como una nueva realidad: estamos en frente a una nueva generación de profesionales, que
luchan contra el tiempo, la inmediatez de la información y la conveniencia del medio por
limitar la reportería al escritorio.

En esta nueva dinámica, las agencias y departamentos de comunicaciones se han vuelto los
“grandes aliados”. Sin embargo, entre ambas partes hay una desconexión, bien sea porque los
comunicadores desconocen el ritmo de trabajo y los tiempos de una sala de redacción o
porque los periodistas no comprenden lo que es tener que cumplir las exigencias de un cliente.
Aún con estas limitaciones, lo importante es entender que el punto en común es visibilizar,
aunque para los periodistas se trate de una historia y para los comunicadores de una marca.
Para cerrar esta brecha, estos son los cinco consejos para quienes trabajan realizando free
press y quieren entender lo que buscan y necesitan los medios.

1. “La imagen en alta, por favor”:

Tener una muy buena entrevista o investigación pero no contar con imágenes dignas de ese
contenido puede arruinar una publicación. Las fotos son los primeros elementos que el usuario
mira, por eso, es importante contar con un buen banco de imágenes, en especial, de los
voceros. Para impresos es necesario tener fotos superiores a 2 megas y para video, la
resolución debe ser 1080p con 30 fotogramas por segundo.

2. Tener planes A, B y C para una entrevista:

Una de las situaciones que más dificultan el trabajo del periodista es no poder contactar a sus
fuentes. Es entendible que sin una entrevista programada, el comunicador no logre hacer el
puente; pero una muy mala jugada es prometer un encuentro y no hacerlo posible.
Este tipo de errores hacen que se pierda la confianza y el interés por trabajar con una agencia
o empresa. Por eso, es importante tener un plan B, puede ser solicitando el cuestionario para
dar respuesta a las preguntas antes de la entrevista o coordinar con el vocero para que en caso
de que algo ocurra, pueda contestar una llamada o las preguntas por correo.

3. La persistencia funciona, pero…

A nadie le gustan las llamadas insistentes de un banco, ni el spam de correos, ni los mensajes
repetitivos de un contacto de WhatsApp. Esto mismo debería tenerse en cuenta al hacer free
press, pues la insistencia en exceso, sobre todo cuando ya ha quedado manifiesto un “no”,
puede ser contraproducente.
Además, se debe tener en cuenta que hay una hora del día en la que los periodistas no pueden
contestar llamadas, y esa hora es el periodo de cierre. Por eso, es esencial conocer en qué
tiempos y canales se puede contactarlos, lo cual generalmente es en la mañana.

4. Los regalos no garantizan una publicación

Algunas personas que quieren realizar free press han usado los regalos como una “ayudita”
para que su marca figure en medios. Sin embargo, por principios éticos, para el periodista los
regalos no deben ser condicionantes en la decisión de publicar algo o definir un enfoque. Por
lo tanto, es recomendable no esperar que el obsequio cumpla el cometido que debería tener
un contenido novedoso y de interés.

5. Más contenido y menos adornos en comunicados

La base de un buen artículo está en los datos, cifras y declaraciones significativas. Por esa
razón, si se va a enviar un comunicado de prensa, es necesario que tenga “carne”, de lo
contrario, no va a tener ninguna utilidad. Para saber qué es fundamental y qué no, póngase en
los zapatos del periodista y pregúntese si esta información puede servirle para crear una nota.
Una limitación frecuente es que desde los directivos se dé una directriz del tipo de contenido
que se quiere publicar y que esta sea poco flexible, en este caso trate de explicar por qué es
importante publicar un dato relevante y cómo convendría esto tanto al medio como a la
compañía.

 

¿Cómo construir una relación con los periodistas?

Como toda relación, el principio básico es la confianza. Los periodistas empiezan a creer en los
comunicadores free press cuando cumplen las citas acordadas, hacen lo posible para conseguir
la información, fotos y contactos, y la data que suministran es verídica. Hay que recordar
también que si el contenido no es pago, no es posible exigir al periodista que publique el
contenido de cierta manera.
Para quienes sean nuevos en free press, el primer paso es crear su propia base de datos,
consultando quiénes están actualmente en el medio. El ejercicio es sencillo, basta con registrar
los nombres de los reporteros de los noticieros, buscar quiénes son los que están haciendo
locución en las emisoras y consultar en las versiones online e impresas de los periódicos los
nombres de quienes escribieron las notas. Una vez se tengan los datos, solo se necesita hacer
una llamada o enviar un correo contando las cuentas que se manejan y brindar los datos de
contacto.

MonoBlog

0 Comment

related posts

add a comment